La libreta de Mou - Inicio

 

Quedan ya pocos lugares vírgenes en Alemania para el Real Madrid tras la gira triunfal por tierras germanas, del año de la Décima, con ese 1-6 de Gelsenkirchen y el maravilloso 0-4 de Munich, aquel día que iba a arder el Allianz, y vaya si ardió. Anoche, casi cae Dortmund. Le faltó el canto de un duro, como diría el Clásico. No las teníamos todas con nosotros al principio. Yo, personalmente, confiaba poco en el planteamiento de Zidane, con un centro del campo con Modric, Kroos y James + BBC, configuración famosa por encajar ese doloroso 0-4 contra la Esquinita. Pero han demostrado que cuando hay implicación defensiva de la mayoría de los jugadores, se puede ser superior a quién se ponga por delante.

 

Dejando el control del partido al Borussia y saliendo al contragolpe, el Madrid consiguió ponerse por delante en el marcador de la mano del siempre criticado, por cualquier razón, Cristiano Ronaldo, y tras hacer infructuoso el dominio amarillo, el equipo blanco consiguió avanzar líneas y ser el dueño del juego. Sólo un mal despeje de Keylor, dentro de un partido bien resuelto, por lo demás, provocó que los borussers empataran al filo del descanso. En la Segunda parte los madridistas salieron a jugar y fueron mejores que el rival durante la mayoría del tiempo, consiguiendo adelantarse en el marcador gracias, de nuevo, a una buena jugada de la malencarada estrella portuguesa, que dispuso un balón de gol para que fuera rematado al palo por Benzemá y, finalmente, empujado dentro de la red por Varane.

 

Y cuando parecía que Dortmund iba caer, el Borussia empató de nuevo, en una jugada desafortunada, con un buen gol de Schürrle, producto de las típicas fases de relax y acomodamiento atrás, que aquejan al Madrid desde hace milenios. 2-2, el marcador final. Un resultado que me parece justo, y bastante positivo, dado el historial de marcadores del Madrid en el Westfalenstadion, pero que, sin duda, dejará a más de uno cierto amargor, por ver una ocasión de oro, otra vez, desaprovechada. Aquí, como siempre, se puede ver el vaso medio lleno, o medio vacío. Mi opinión es que es un partido aceptable de liguilla de Champions, que no afecta para nada al futuro del equipo, de momento, y que, visto el trabajo de algunos jugadores, de los que quiero destacar a Varane, Danilo, Kroos, Modric y James, sin despreciar, por ello, a ninguno de los demás, hay argumentos para ser optimistas. No cayó Dortmund, por poco.

 

* * *

 

Sigue en twitter a @Eddie79_Spain, autor de esta entrada de La Libreta de Mou, y también a la cuenta oficial del blog: @LaLibretadeMou

 

 

ACCEDER